fbpx

7 Razones por las que aprender a tocar percusión te va a cambiar la vida

Tocar-Percusion-Blog-B01-7-razones-por-las-cuales-aprender-a-tocar-percusion-te-va-a-cambiar-la-vida
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on pinterest
Share on tumblr

Los efectos benéficos que tiene la música están absolutamente comprobados. Escuchar música es uno de los estímulos más efectivo para generar espacios de diversión, así como para lidiar con nuestras emociones, y liberar el stress. 

Aprender a tocar un instrumento musical no solo potencia estos efectos positivos, si no que además nos estimula de manera holística: a nivel intelectual mejorando nuestra memoria, nuestra imaginación y nuestra creatividad; a nivel corporal mejorando nuestra coordinación, y a nivel emocional estimulando nuestra sensibilidad artística y proveyéndonos un canal para expresar nuestras ideas y sentimiento.

Todos estos elementos se potencian aún más cuando elegimos aprender a tocar un instrumento percusión, porque ha diferencia de lo que ocurre con otros instrumentos al tocar percusión cuerpo, mente y espíritu se conectan proveyendo una experiencia musical única que no brinda ningún otro instrumento.

 

“La percusión es nuestra conexión natural con la música”

 

Los instrumentos de percusión son los primeros instrumentos creados por la humanidad para hacer música; son nuestra conexión natural con la música y con la expresión de nuestra musicalidad. Existe en cada uno de nosotros una conexión ancestral con la percusión, que hace que cuando escuchamos una canción que nos emociona naturalmente nos pongamos a palmear o a percutir rítmicamente. Asimismo, la percusión está directamente relacionada con el baile que es otro medio a través del cual nos relacionamos orgánicamente con la música. 

El punto de conexión entre ambos es el ritmo, que es un elemento omnipresente en el mundo que nos rodea y nuestro medio de contacto más inmediato con la música

 

No en vano los primeros instrumentos con los que nos relacionamos cuando nacemos son un instrumentos de percusión: sonajero, xilófonos, panderos, etc. Las expresiones musicales en los primeros años de nuestras vidas tienen a la acción de percutir como medio principal para explorar y relacionarnos con el mundo sonoro que nos rodea.

 

A medida que vamos creciendo ese instinto se adormece, aunque permanece latente en nosotros. Si bien, es desplazado por actividades más racionales derivadas de las crecientes responsabilidades que vamos asumiendo -estudio, trabajo, etc-; el mismo, se mantiene expectante a que lo despertemos de su letargo para re conectarnos con nuestras fuentes naturales de diversión y placer.

 

   

 

“La percusión te conecta con emociones positivas”

 

Cuando tocamos percusión nos sumergimos en una experiencia musical completa única. Cuerpo, mente y alma se conectan de una forma que no ocurre con ningún instrumento musical y nos permiten vibrar de una forma diferente. Esta vibración activa los neurotransmisores de nuestro cuerpo, inundándonos de una energía positiva, que nos permite reciclar y canalizar todo el stress y emociones negativas hacia el exterior en forma de música y ritmos. 

El elemento fundamental de esta experiencia es alcanzar el “Groove” de un ritmo, es decir tocar un ritmo a tempo y alineado con el ensamble. En ese punto, el toque se vuelve orgánico, nuestro instinto musical toma las riendas y fluimos naturalmente con el instrumento llevados por la música. Una vez que arribamos a ese lugar la sensación de bienestar interno se intensifica, nos sentimos más conectados y enfocados, y podemos liberarnos para expresar toda la musicalidad que llevamos dentro.

 

 

“La percusión facilita el acceso al aprendizaje de música”

 

“La percusión es para todos, y todos pueden tocar percusión”, porque facilita el acceso a hacer y aprender música a todas las personas que así lo deseen, sin que importen su edad, ni su nivel de conocimiento musicales. La percusión está latente en nuestro ADN y acciones tan sencillas como marcar un pulso con un bombo, acompañar una canción con un shaker o bien tocar un ritmo en un tambor activan nuestros instintos musicales, estableciendo así un vínculo orgánico con lo musical que nos predispone de la mejor manera para poder adentrarnos en el camino del aprender música. 

 

 

“La percusión es expresión de diversidad e inclusión musical”

 

La gran diversidad de instrumentos de percusión que existen permite que cada uno de nosotros podamos encontrar el instrumento que mejor se adapte a nuestra necesidades y así poner en juego nuestras habilidades e ideas musicales.

 

El ensamble de percusión es un ámbito de diversidad, en el que se conjugan  instrumentos variados -tambores (Conga, Djembe, Timbal, Cajón, Bongo, etc.), bombos, cencerros, shakers, entre otros-,  cada uno con un sonido propio y particular, con el fin de generar, a partir de la multiplicidad de ritmos combinados, una sinfonía coral y polirrítmica. Esto permite que quienes quieran sumarse a tocar al ensamble de percusión lo puedan hacer naturalmente, aportando su musicalidad a la construcción de esa sinfonía colectiva.  

Nuevamente: “Todos pueden Tocar Percusión”!!!

 

 

“La percusión ejercita y mejora nuestras habilidades corporales”

 

Al tocar un instrumento de percusión ponemos movimiento simultáneamente diversas partes de nuestro cuerpo como manos, piernas, brazo, muñecas, hombros, etc., que se coordinan para que podamos expresarnos musicalmente. El movimiento repetitivo que utilizamos para tocar un instrumento de percusión tiene un impacto sumamente benéfico sobre nuestra capacidad muscular y aeróbica. Asimismo, al utilizar de manera combinada distintas partes del cuerpo, tocar percusión mejora nuestra coordinación y reflejos, mejorando nuestra capacidad de respuesta a distintos tipos de estímulos.

 

 

“La percusión entrena y desafía nuestro cerebro”

 

Cuando tocamos un instrumento de percusión nuestro cerebro debe lidiar con diversos estímulos para poder dar respuesta efectiva al mismo. Así para que podamos tocar sobre una base musical nuestro cerebro: 

  • Identifica el pulso de la canción, que determina la velocidad de la música que estamos interpretando en el ensamble.
  • Reconoce los ritmos que están tocando los otros instrumentos que integran el ensamble, para poder ajustar lo que estamos tocando al resto y lograr así la sincronización necesaria para que el ensamble funcione óptimamente.
  • Se mantiene alerta a otros estímulos como son el volumen y la energía del ensamble en el que estamos participando, para que podamos estar en sintonía con el ambiente musical en el cual estamos tocando.
  • Identifica otro tipo de estímulos visuales y corporales que nos faciliten la conexión con el resto de los instrumentos que participan en el ensamble.  

 

Toda esa información le permite a nuestro cerebro enviar directivas a las distintas partes del cuerpo necesarias para que podamos tocar el ritmo en nuestro instrumento. Esta intensa actividad tiene un impacto beneficioso en nuestra capacidad cognitivas y cerebrales mejorando nuestra memoria, nuestra capacidad de escucha, nuestra habilidad para evaluar y tomar decisiones, entre otras.

 

 

“La percusión te incentiva a compartir y hacer música con otros”

 

 

Te propongo un desafío, dime cuantas veces has visto un grupo grande de pianistas tocando juntos?, o cuando has visto un grupo de más de 3 guitarristas improvisando juntos?, y de bajistas?. Raro, no?.

Ahora bien, cuántas veces has visto un grupo de 20 o 30 percusionistas tocando e improvisando juntos. Imagino que muchas veces!. Y es que están por todos lados!. Esto es así porque el corazón de la percusión está en la reunión, la comunidad y ensamble de los instrumentos de percusión. Al mismo acuden personas distintas para aportar su musicalidad en pos de la creación colectiva de música.

 

 

Conclusión

 

 

Existen varios motivos más, pero estos me parecieron los principales y los más contundentes para explicarte porque pienso que aprender a tocar percusión te puede cambiar y mejorar la vida.  

Si te interesa empezar a tocar percusión, y aun no te has decidido no lo dudes ni un minuto más. No te vas arrepentir de aprender a tocar percusión, porque el hacerlo tendrá un impacto positivo en todos los aspectos de tu vida que te he mencionado. 


Espero que te haya interesado el post y lo hayas encontrado útil.

 

Si tienes alguna duda o pregunta respecto de los temas que desarrolle en el mismo, por favor déjame un comentario en el box que figura al final del post, para poder ayudarte con las mismas.

 

Te dejo un saludo!

 

Facundo Álvarez
www.tocar-percusion.com.ar

Suscribete a nuestro Newsletter

Mantente actualizado acerca de todas las novedades, cursos y eventos que realizamos periódicamente.

Tocar Percusión - Blog

Comparte este post con tus amigos!

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on tumblr
Share on pinterest
Share on email